Esperar

Publicado: 19 de julio de 2012 en Uncategorized

Esperar.

Anuncios

Ellos son mis padres: Jorge y Flor.
Jorge era el mayor de 11 hermanos de una familia de mucho esfuerzo, tanto así que tuvo que dejar sus estudios básicos para poder trabajar y mantener a su familia.
Comenzó atrabajando como embotellador en Coca Cola, mientras estaba trabajando se va a vivir a la iglesia “Gruta de Lourdes”, donde hace labores de aseo y mantención de kiosko, el cual atendía a los alumnos del colegio perteneciente a la misma iglesia, es ahí donde forma un grupo para cantar y tocar en las misas, donde conoce a Flor.

Flor hija de Ester, también de una familia de esfuerzo, hija de madre modista y padre ferroviario, se recibe de contadora y comienza a trabajar en el ministerio de Obras Públicas del gobierno de Chile, trabajo que nunca dejó.
Vivía cerca de la iglesia donde Jorge incia el grupo, decide participar junto a sus primas, al tiempo por obra y magia de cupido se enamoran, se casan y tienen 2 hijos. Fernanda y Eduardo.

Flor y Jorge siendo de clase media baja, toman dos decisiones muy importantes en su vida, la primera fue “controlar la fábrica”, Jorge quería tener 11 hijos, al igual que su madre, pero Flor, luego de un coscacho, le dije que no. “tener hijos es muy fácil, mantenerlos es lo dificil” *Primer acierto. Deciden entonces trabajar horas extras, dejar a sus hijos en la crianza de la abuela materna e invertir en la educación. Un pensamiento totalmente emprendedor para la década de los 80. Es por ellos que Fernanda y Eduardo estudian en un colegio particular. “nuestros hijos necesitan formar contactos desde pequeños”
Los hijos crecen, los padres se van poniendo viejos y la vida se acorta. Primero, la familia entera lamenta el fallecimiento de Ester, madre de Flor, abuela de Fernanda y Eduardo. Pocos meses después, Flor deja de existir físicamente y va al encuentro con su madre. A los pocos años, Jorge deja este mundo y se va a encontrar con su eterna enamorada Flor. Fernanda y Eduardo, quedan solos. Con el gran apoyo de la familia y amigos, logran surgir y hoy valoran las grandes decisiones que Jorge y Flor tomaron por ellos.

La vida nos ha enseñado que las cosas pasan por que tiene que pasar y que de no ser así, otra historia se contaría y sin duda no estarían leyendo esto.

Dos psicólogos le dijieron a Fernanda y Eduardo que eran resilientes, que eran capaces de aceptar grandes pérdidas y salir adelante en poco tiempo. A mi, Eduardo, me gusta más el término afortunado de ser hijo de Jorge y Flor, nieto de Ester y Daniel. Y sobre todo, hermano de Fernanda.

20120705-002909.jpg

Publicado: 5 de julio de 2012 en Uncategorized
Etiquetas:, , , ,

La pena vuela

Publicado: 4 de julio de 2012 en Uncategorized
Etiquetas:, , , ,

Hace poco más de un mes, me tocó vivir un episodio triste en mi vida. Fallece el mejor  amigo de mi hermana. 30años, abogado. Fallece de cáncer, esa maldita enfermedad que cada año se lleva a más personas sin pedir permiso.

Más que la muerte, que es algo que todos tenemos seguro en la vida, es el perder a una buena persona, muy jóven y lleno de ganas de vivir. Después de la tragedia, hago esa reflexión interna, cuando comienzas a preguntarte y responder cosas y te llega ese momento de madurez que no tenías idea que poseías. Es ahí cuando siento que “La pena vuela” tal como lo dice el cantautor Chileno Manuel García. Me llamó la atención el título y las frases de la canción, que no deja de tener razón.

“…Y cuando brilla el sol, la pena tiene un resplandor…” Que frase más cierta.

La muerte es sólo el termino de un etapa, es como la misión completa, como cuando “te das vuelta el juego”. Todos le tenemos miedo a la palabra muerte, la visualizamos  como algo malo, una palabra fea. Yo aprendí a quererla y dejar de tenerle miedo.

Hay que extrañar, hechar  de menos, pero no hay que olvidar que la pena vuela, que es mejor recordar que llorar.

Hay que transformar el dolor en una “Pena Buena”